Según estudios dietas bajas en grasas aumentan el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, diabetes y Alzheimer en hombres

Según un estudio de la Universidad de Worcester, Reino Unido, se observa una reducción de los niveles de testosterona hasta en un 26%, lo que puede ayudar a desatar una amplia gama de problemas de salud

Una investigación demostró que las dietas bajas en grasas disminuyen los niveles de testosterona de los hombres, lo que puede aumentar el riesgo de una amplia gama de problemas de salud para los hombres.

Científicos del Reino Unido dicen que los niveles bajos de testosterona están asociados con un mayor riesgo de enfermedad cardíaca, diabetes y enfermedad de Alzheimer.

En una muestra de 206 hombres, nutricionistas de la Universidad de Worcester pudieron observar que las dietas bajas en grasas reducían los niveles de testosterona en un promedio de 10 a 15 por ciento.

La disminución de testosterona fue incluso mayor para los hombres con dietas vegetarianas bajas en grasas: hasta un 26 por ciento, hallaron los expertos del estudio, publicado en la revista científica Science Direct.

Las dietas bajas en grasas generalmente contienen predominantemente alimentos integrales, carnes magras como pollo sin piel, pescado, frutas, verduras y legumbres. Aunque si bien estas son opciones saludables, los expertos enfatizan la importancia de incluir grasas en la dieta de los hombres, que se encuentran en las carnes, nueces y productos lácteos como el queso y la leche.

Lo ideal es que los hombres consuman muchas grasas monoinsaturadas, que se encuentran en el aceite de oliva, las paltas y las nueces, para aumentar sus niveles de testosterona.

Si bien la grasa es un componente esencial de una dieta saludable y equilibrada, los expertos generalmente desaconsejan excederse en la ingesta de grasas saturadas, que se encuentran en la mantequilla, carnes grasas y golosinas como pasteles y bollería.

Demasiada grasa en su dieta, especialmente grasas saturadas, puede elevar su colesterol, señaló el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido (NHS), lo que también aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca.

La testosterona es la hormona sexual masculina y se produce principalmente en los testículos, pero también en las glándulas suprarrenales, que están cerca de los riñones.

De acuerdo a los investigadores, los hombres con una dieta baja en grasas podrían aumentar su consumo de estos alimentos para aumentar su testosterona. Sin embargo, las grasas poliinsaturadas omega 6 que se encuentran predominantemente en los aceites vegetales pueden dañar la capacidad de las células para producir testosterona, sugirieron los resultados.

Esto se debe a que las grasas altamente insaturadas, como las poliinsaturadas, son más propensas a la oxidación, lo que causa daño celular.

“A partir de los resultados, las grasas poliinsaturadas parecían ser las peores grasas para la testosterona”, alertó Whittaker.

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículo anterior

Repudio por parte de profesores ante la conferencia que dará Amado Boudou sobre:“noticias falsas y guerra jurídica”

Siguiente artículo

Periodista de Telefe: Rodolfo Barili dio positivo de coronavirus: “Tocó, cuídense”

Artículos relacionados