Importante aporte: La Iglesia Mormona entregó donaciones al Gobierno riojano

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días agradeció la ayuda brindada por el Ejecutivo provincial.

El gobernador Ricardo Quintela encabezó la entrega de donaciones realizadas por la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, las que serán destinadas a la Unidad Especial de Asuntos Juveniles, el Hospital Zonal Luis Agote de Chamical, el Servicio de Emergencia 107 de la ciudad Capital, y la Dirección General de Defensa Civil de la Capital. 

Las donaciones se hicieron en retribución por la ayuda que el Gobierno Provincial brindó el año pasado luego de iniciada la cuarentena obligatoria para que los misioneros de esa iglesia pudieran salir de la provincia y retornar a sus países de origen. Tras el acto, la ministra de Seguridad, Justicia y Derechos Humanos, Gabriela Asís, habló sobre la ayuda que el Gobierno provincial le dio a esta iglesia para que pudieran ser repatriados sus misioneros y dijo que el rol de un funcionario o funcionaria pública es brindar ayuda y servir a la comunidad. “Nosotros seguimos un lineamiento que ha marcado el Gobernador y como funcionarios estamos para ayudar y para servir. Esa es la función de un funcionario público. Somos instrumentos”, afirmó.

En la misma línea, Asís sostuvo que la gestión que encabeza el gobernador Quintela “tiene un lineamiento que es servir y ayudar a los que menos tienen”. “La consigna es Pan, Techo y Trabajo y no es porque sí, tiene una finalidad, siempre se apunta a los más vulnerables. Y en esa línea se trabaja”, añadió para luego agradecer a la iglesia por las donaciones.

A su vez, el ministro de Salud, Juan Carlos Vergara, dijo que “hay un Gobierno que piensa en la gente y que piensa en que hay que ayudar a los que menos tienen”. “En esto estamos en consonancia con esta iglesia. Por eso quiero agradecerles y decirles que también estamos a disposición porque solo ayudándonos unos a otros vamos a conseguir cambiar la realidad de nuestra gente y que, en muchos casos, necesitan mucho de todos nosotros”, expresó.

Por su parte, el presidente de ESTACA, César Álvarez destacó que las donaciones fueron realizadas a partir de los aportes realizados por los propios miembros de la iglesia. “Ellos donan voluntariamente, desde sus ingresos para esta ayuda humanitaria”, acotó.

Luego, Álvarez habló sobre la ayuda que el Gobierno provincial le brindó a la iglesia para que sus misioneros pudieran retornar a sus países en medio de la pandemia. “Cuando empezó la pandemia los misioneros no podían salir de la ciudad Capital y de otras localidades del interior. Tuvimos contacto con el Gobernador y él autorizó mediante protocolos y otras medidas de seguridad, que estos misioneros puedan salir de la provincia hacia sus países de origen”, comentó. 

También tomó la palabra durante el acto la directora de Asuntos Públicos de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, Mónica Ovejero, quien manifestó: “Estamos felices de poder concretar estas donaciones que se hacen en el marco de gratitud al Gobierno por la empatía que mostraron desde el gobernador Ricardo Quintela y todas las áreas involucradas.

El Gobierno empatizó con los pedidos de ayuda para la repatriación de los misioneros. Estos jóvenes misioneros extranjeros estaban felices de poder llegar sanos y salvos a sus países tan solo con la firma de autorización de salida del Gobierno provincial”, señaló.Ovejero agregó que con estas donaciones se podrá “ayudar a diferentes instituciones gubernamentales por todo lo que nos han ayudado y que ahora nos permiten a nosotros poder ayudar a la comunidad de La Rioja”. 

Las donaciones

En el caso de la Unidad Especial de Asuntos Juveniles, la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días donó 25 colchones ignífugos, 25 almohadas, 60 frazadas, 60 juegos de sábanas, 30 toallones, una heladera con freezer marca Neva, una cocina a gas común de cuatro hornallas, cuatro ventiladores industriales de 32 pulgadas para montar en pared, un extractor industrial de aire de 61 centímetros, un lavarropas automático industrial con secarropa, un televisor de 32″, 36 vasos, 30 platos y 30 tazas, y 12 pares de ojotas.

Para el Hospital Zonal Luis Agote, la entidad religiosa donó seis equipamientos de comunicaciones VHF portátil, cuatro bases con antena y fuente, y 20 termómetros digitales.

En tanto, para el Servicio de Emergencia 107 se donaron 15 termómetros digitales, 20 oxímetros, ocho cuellos planos, cuatro packs de cintas Spaider, cinco tablas largas para inmovilizar, 10 handys para comunicaciones, tres bases móviles VHF con antena y tres fuentes de alimentación de 12 V.

Finalmente, para la Dirección General de Defensa Civil, la iglesia donó 6 radios handys banda corrida VHF, tres bases de banda corrida VHF, tres fuentes de alimentación de 12 V, dos tablas de rescate Raki, dos cintas de inmovilizar sistema araña Spider y dos cuellos planos.Las entregas se concretaron mediante un acto que tuvo lugar en la sede de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículo anterior

Se avanza para conseguir la Ley Provincial de Economía del Conocimiento

Siguiente artículo

Se viene un nuevo cierre: Desde el gobierno nacional analizan la posibilidad por la suba de casos

Artículos relacionados