Querés saber como calmar los berrinches de tus hijos?

En este articulo te acercamos información importante sobre como manejar, o controlar los berrinches de los niños.

Los berrinches aparecen entre los 15 meses y los 3 años de edad, en la transición de la lactancia a la independencia. En ese período los niños comienzan a desarrollar su ego, la resistencia y, además, el negativismo, una conducta que se caracteriza por tener una actitud desafiante hacia los adultos. ¿Cómo calmar a los niños cuando están inquietos?

“El berrinche es una expresión de frustración de una persona que aún no sabe expresar sus sentimientos con palabras, ni manejarlos. El berrinche es absolutamente válido (y hasta necesario)”, decía en una entrevista con este diario Sabrina Critzmann, médica pediatra.

“Es algo que debe suceder en la construcción de la psiquis de un niño. Los berrinches ocurren por multitud de razones: desde no permitirles tocar el enchufe hasta una cuchara que está muy fría. Comprender las razones llevará tiempo: hay muchas conexiones entre las neuronas que se están formando. Entonces, muchas veces la respuesta es una explosión de llanto, incluso con expresiones corporales: patadas, tirarse al suelo, revolear cosas”, continuaba.

Esta conducta se presenta especialmente en chicos hiperactivos, inquietos y llenos de energía y es sabido que aumenta con el cansancio, el aburrimiento y, en ocasiones, el hambre. En esos momentos, cómo calmar a los niños cuándo están inquietos.

Berrinches: cómo calmar a los niños cuándo están inquietos
“El berrinche representa el choque de la personalidad en desarrollo de un niño con la voluntad de sus padres. Están conformando su ego y quieren llamar la atención para conseguir lo que desean, no es una reacción con maldad”, aclara la médica pediatra Adriana Funes, presidenta del Colegio Médico de Pehuajó (FEMEBA).

Para la mayoría de adultos, sin embargo, estas rabietas descontroladas son difíciles de manejar. Por un lado, si el berrinche se produce en un lugar público la mirada ajena puede resultar incómoda. Pero, y fundamentalmente, estas conductas los interpelan sobre la educación que le están dando a sus hijos y las consecuencias que pueden derivar en su personalidad. Por eso es clave prevenirlos, conocer las causas y saber de antemano cómo calmar a los niños cuando están inquietos y hacen un berrinche.

Estos son algunos consejos de la médica pediatra para calmar a un niño cuando hace un berrinche:

1) No debe haber peleas ni discutir con él. Tampoco forzarlo a que deje de comportarse de esa manera.

2) No perder la compostura. No gritarle y, por supuesto, de ninguna manera y en ningún caso pegarle.

3) Una de las mejores formas de afrontar un berrinche es ignorarlo. Dice Funes: “Una actitud de indiferencia es un castigo más efectivo que cualquier otro método disciplinario, y en cuanto el niño se dé cuenta de que no consigue lo que desea, dejará de hacerlo. Habrá que cuidar, sí, que no esté expuesto a peligros como abrir una puerta, cruzar una calle o lastimarse con un objeto”.

“Cuando el berrinche ya está instalado y queda sólo acompañarlo, a algunas familias les resulta hacerlo en silencio. Eso no es ignorarlo, es comunicarnos sin palabras, con nuestra presencia, o tal vez un signo físico (un abrazo, por ejemplo)”, señalaba Critzmann.

4) Otro recurso es la distracción. Hacerlo pensar en otra cosa o cambiarlo de habitación para que se olvide de qué lo llevó a hacer el berrinche.

5) Darle afecto y seguridad. Finalmente, una vez terminado el berrinche, se puede tomar al niño en brazos para transmitirle amor y seguridad.

Emociones descontroladas
Laura Lewin, especialista en educación, oradora TEDx y autora de varios libros, señala: ¿Por qué algunos niños se enojan y golpean a sus hermanos, o rompen algo con furia? Les propongo adentrarnos en el maravilloso mundo del cerebro. El cerebro está formado por una parte más emocional (sistema límbico) y una parte más racional o pensante (neocórtex). El cerebro emocional o límbico responde con mayor velocidad, aunque generalmente sus respuestas son más imprecisas porque no han pasado por el análisis de lo racional. Primero viene la emoción (se enoja y pega) y luego la razón (pide perdón)”.

Y continúa: “La amígdala, en el cerebro, es una estructura con forma de almendra que está muy relacionada con los procesos de estrés y ansiedad. Cuando se activa la amígdala (generalmente en situaciones de miedo o ante la ira), entramos en un secuestro emocional. Esto significa que nuestras emociones toman el control de lo que ocurre. Esto que seguramente les ha pasado alguna vez (o muchas veces) es lo que les ocurre a los chicos”.

En cuanto a cómo prevenir los berrinches, Funes indica que “la disciplina y la obediencia son esenciales, pero deben ser razonables. Las represalias, los castigos y los gritos crean niños impacientes; es conveniente recurrir a métodos más elásticos que nos permiten persuadirlos y ayudarlos de acuerdo a sus necesidades individuales. Es fundamental la contención, el juego compartido y que tengan una rutina diaria, que sepan los horarios para cada cosa”, indica.

La especialista aconseja, además, mantener ocupado al niño, que socialice con amigos de su edad y estimularlo en sus habilidades. En definitiva, aumentar su autoestima.

“Cuanta más paciencia, sentido común y amor haya, menor será la aparición de berrinches”, asegura. También es muy importante el acuerdo entre los padres, es decir, que manejen un mismo idioma, que no se desdigan entre ellos y el niño “especule” con esa contradicción para lograr lo que se propone.

6 pasos para calmar un berrinche
Antes de calmar un berrinche, es necesario que el adulto respire y mantenga la calma: debe aprender a estar tranquilo, para poder responder, y no reaccionar. No lo olvidemos: para enseñarle a un niño a calmarse necesitamos nosotros, los adultos, poder hacerlo.

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículo anterior

Estrés: Como mejorar la alimentación

Siguiente artículo

Coronavirus: El alcalde de North Miami Beach ofrece vacunas gratis a turistas internacionales

Artículos relacionados